CRECIMIENTO PERSONAL .COM  -Tu portal en Internet de Crecimiento Personal-

::NOVEDADES::
 


NUEVA WEB


ANTIGUA WEB


 

RESERVA DE PLAZA


SOLICITUD DE INFORMACIÓN


CHAT EN DIRECTO


SITEMAP


RECURSOS GRATUITOS


 

CURSOS:


SERVICIOS


 

 

 


ARTÍCULOS


TESTS


DELEITE


BIBLIOGRAFÍA

 


CAMPUS


 

 


 

Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
::EL ROMPECABEZAS DE LA  PNL ::
 

Por Ricardo Ros

¿Cómo hacer que funcione la PNL? Existen muchas piezas sueltas, como en un rompecabezas. Los motores funcionan cuando todas las piezas encajan y funcionan en un mismo objetivo. En este artículo para ¡Chasquido! voy a recomponer todas esas piezas hasta darles un sentido global.

La primera pieza del rompecabezas es el entorno. Pero el entorno es algo más que lo que nos rodea, ya que comprende tanto al entorno exterior, como al entorno interior, es decir, tanto a los estímulos exteriores como a las sensaciones físicas que se generan en nuestro interior. Los niveles de hormonas y de enzimas tienen mucho que ver con este entorno interior. Evidentemente esto que estamos describiendo como el entorno interior no tiene nada que ver con nuestro humor o nuestra actitud, que en realidad son los últimos componentes añadidos a nuestra experiencia. Pero de esto hablaremos más tarde. Por ahora vamos a quedarnos con que el entorno se refiere a los orígenes de las estimulaciones físicas, siendo internas o externas dependiendo de su localización.

La segunda pieza del rompecabezas son las percepciones. Dependemos pletamente de las percepciones. Nuestros receptores sensoriales se encargan de trasladar varios tipos de estimulaciones físicas al interior de nuestro cerebro por medio de señales codificadas, que tienen que ser traducidas para que consigan un significado. Cuando un receptor determinado es estimulado por su energía exterior específica, envía una señal al cerebro, señal que deber ser descodificada. Estos receptores especializados se sitúan en nuestros sentidos y, así, podemos ver, oir, tocar, oler o saborear. No tenemos que confundir estas sensaciones con las emociones, ya que son dos dimensiones diferentes de la experiencia. En PNL hablamos de sensaciones internas (Ki) y de sensaciones externas(Ke) para referrinos a estos dos fenómenos.

Esta información codificada fluye a través de canales neurológicos hasta el cerebro. Cuando llega, estas señales son ensambladas en unidades codificadas llamadas 'momentos internos'. En circunstancias normales nuestro cerebro proceso entre 400 y 600 de estos momentos cada segundo, aunque puede oscilar entre 200 (cuando estamos muy relajados) hasta 1200 (sie estamos muy excitados). Estos 'momentos internos' no tienen significado, ya que son simples representaciones de las señales originales generadas por los receptores sensoriales. Para darle un significado a estos 'momentos' el cerebro necesita comparar los nuevos 'momentos' con otros procesados con anterioridad (memoria). Diciendolo de una manera muy sencilla, es como si nuestro cerebro dispusiera de un diccionario personal que va utilizando a medida que entran nuevas informaciones a las que trata de dar un significado. Podemos decir que el significado es la suma de un 'momento' y la memoria.

Pero una cosa es el significado que le da nuestro cerebro y otra muy diferente la realidad objetiva. En su camino hasta el cerebro muchos componentes son elimnados mientras que otros son añadidos. Aproximadamente entre el 75 y el 90% es consecuencia, no de la realidad, sino de nuestra historia personal. Vivimos en algo llamado 'el presente' y se supone que consiste en la relación entre lo que percibimos y lo que decimos que estamos haciendo. Es decir, el proceso es: significado = momento + memoria. Y ello produce lo que llamamos el estado presente, que es la tercera pieza del rompecabezas.

La cuarta pieza es el estado deseado, que esta compuesto por nuestras creencias (¿qué es importante para mi?), nuestros valores (¿por qué esas creencias son importantes para mi?) y nuestras expectativas (¿cómo o cuando conseguiré esas creencias o valores?). Cuando nuestro cerebro genera un significado, este significado es comparado en relación con las creencias, valores y expectativas que tenemos en ese momento.

El producto de esta comparación son nuestras emociones, la quinta pieza del rompecabezas. Cada emoción que tenemos es un indicativo de si el estado presente se a cerca o no a nuestro estado deseado. Cuando se acerca, nuestras emociones son satisfactorias, cuando no se acerca, las emociones son de sufrimiento. Las emociones son un simple 'feedback' entre lo que las cosas son y lo que deseamos que sean. Por lo tanto no hay emociones buenas o malas.

Nuestro cerebro combina estos elementos (estado presente, estado deseado y emociones) para crear lo que llamamos realidad, la sexta pieza. Realidad y entorno no es lo mismo, por supuesto. La realidad es un estado completamente subjetivo, consecuencia del significado que le hemos dado a la información que nos ha llegado a través de las terminaciones nerviosas de nuestros sentidos, una vez pasada esta información por los filtros de la memoria, unido al estado deseado y la comparación entre ambos. Nuestro conocimiento consciente aparece despues de que se haya procesado el imput sensorial. La mente inconsciente, por su parte, ha recibido, filtrado, procesado y evaluado lo que le ha llegado del entorno.

Entonces, todo lo que queda es la selección de una respuesta conductual, la última pieza del rompecabezas. Nuestro cerebro elige una respuesta conductual entre todas aquellas que ha ido aprendiendo a lo largo de la vida. Aprendemos distintas vías para responder a la rabia, a la cólera, a la tristeza o a la felicidad.

Espero que este articulo haya servido para aclarar algunos puntos dispersos que suele existir alrededor de la PNL. Todo lo dicho podemos sintetizarlo en el siguiente cuadro:
.